Cuba: Isla Famosa

Un espacio para exponer mis ideas y reflexiones sobre Cuba y su gente

Ingenuidad


Hace algunos días me confesaba una amiga, durante las ya acostumbradas sesiones de café, que no sabía de “tantas cosas”, que hasta el momento la vida le quedaba tan pequeña…

¿Cómo logró permanecer ajena a los rigurosos laberintos de la cotidianidad?

Nadie sabe…

Sucede que por mucho tiempo se mantuvo lejos, muy lejos, de las asperezas del “mundo real”.

Coraza ante buenas y malas jornadas, propinada por un largo período de amor, desamor y, a veces, hasta un poquito de hastío.

«Solo en un nombre encerrados los conflictos, las penas y hasta la indiferencia.», decía un tanto confundida.

La vida es mucho más, acoté tajante, y en ella confluyen varios nombres, conflictos, penas…

Buenas y malas jornadas, palabras trascendentales o ambiguas, acontecimientos decepcionantes o imperecederos, personas que calan hondo para bien y para mal.

Aún así ella se resiste a asimilarlo, pervive arisca y todo el tiempo prefiere sentirse virgen en materia de cruda realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 28, 2012 por en Insólitas cuestiones.

Mis temas

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: