Cuba: Isla Famosa

Un espacio para exponer mis ideas y reflexiones sobre Cuba y su gente

Sheraton en Cuba…¿logro o penoso olvido?


Sheraton en Cuba ¿logro o penoso olvido?Lo supe a través de un colega de Matanzas, y luego lo confirmé en el sitio web de Cubadebate, y sí, es verdad, la cadena hotelera norteamericana Sheraton abrió oficialmente este 28 de junio un hotel en La Habana, el hasta entonces llamado “Quinta Avenida”.

Se erige por vez primera en la capital cubana, después de más de 50 años un hotel estadounidense, ahora denominado “Four Points by Sheraton”.

Y la noticia para muchos sé constituye un símbolo de éxito en las negociaciones con los Estados Unidos, un paso más en la normalización, en este caso económica, una victoria para el sector turístico.

Y puede ser, incluso así lo ven las autoridades de la instalación, pues según planteó en la noticia de la web Cubadebate Nancy Sarabia, jefa de relaciones públicas del nuevo Sheraton dijo que “Este es un momento histórico” y catalogó al hotel como “un símbolo de la hermandad y la colaboración.”

Y puede ser, pero creo debemos recordar fue precisamente la hotelera Sheraton, de los Estados Unidos, quien expulsó una delegación cubana compuesta por 16 funcionarios de una de sus instalaciones, ubicada México, sin el menor de los escrúpulos, allá, por el año 2006.

Para documentarme mejor sobre los hechos, acudí a un prestigioso medio, el sitio digital Rebelión, y corroboré la vergüenza que hizo pasar la hoy símbolo de la hermandad Sheraton a mis compatriotas.

Cuenta el periodista Salim Lamrani, amigo de Cuba y analista de asuntos políticos, con varias publicaciones en Rebelión, que el tres de febrero de 2006 una delegación de 16 funcionarios cubanos, reunida con un grupo de empresarios estadounidenses, fue expulsada del hotel Sheraton María Isabel de la capital mexicana.

Sucedió en aquel entonces que el departamento del Tesoro estadounidense, durante la terrífica administración Bush, invocó las leyes del bloqueo, y la dirección de la multinacional Starwoods Hotels and Resorts, dueña de la marca Sheraton, ordenó el desalojo de los cubanos.

Cuenta Salim Lamrani que a los 16 compatriotas, además de sacarlos arbitrariamente, les confiscaron el dinero. La delegación, pese a haber pagado por tres noches, no pudo quedarse más que un día.

Nuestros medios y líderes, recuerdo bien, condenaron enérgicamente el hecho.

Y tras repasar estos vergonzosos sucesos no puedo dejar de coincidir con mi colega matancero del periódico Girón, quien acertadamente calificó la apertura del primer hotel de una cadena estadounidense en Cuba, precisamente la Sheraton, como un hecho de desmemoria.

Y no condeno, no se me ocurriría nunca condenar la apertura de un hotel norteamericano en mi país, todo lo contrario, bienvenido sea el puerto seguro que en materia económica significan estas negociaciones.

Lo que censuro, a viva voz y en calidad de periodista y cubana, es que sea la Sheraton la abanderada, la pionera, la iniciadora, la que se erige en la Habana como si nada hubiese pasado.

Hay millares de cadenas hoteleras estadounidenses, de eso, que nadie tenga duda. Entonces, porque dejar entrar a quienes ofendieron duramente la vergüenza nacional hace solo una década.

Seguramente muchos me catalogarán ahora mismo de padecer rencores, ahogarme en el pasado, o no superar las huellas de un diferendo histórico. Pero no se trata de eso.

Se trata de negociar con la cabeza bien puesta sobre los hombros, tener presente todo el tiempo la historia y la memoria, saber con quienes lidiar, a quién decirle no entras, y a quién sí.

Se trata de abrirnos sin olvidar, y mucho menos calificar de suceso histórico la entrada de Sheraton a La habana, porque a mí, sinceramente, no me lo parece.

Necesitamos oxigenar la economía, claro está, pero hay negocios y negocios. Hay negocios que nunca deben pactarse. Sencillamente, no paro de preguntarme:

¿Si existen innumerables cadenas de hoteles en los Estados Unidos, por qué tenía que ser la Sheraton?

La pregunta, seguramente, se la hace ahora mismo, más de un cubano.

Anuncios

Un comentario el “Sheraton en Cuba…¿logro o penoso olvido?

  1. Sabdiel Batista Díaz
    junio 29, 2016

    Excelente análsiis sobre el hecho, es una lástima que no se haya dado esta noticia en los medios masivos cubanos porque seguro muchos cubanos tendrán preguntas parecidas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis temas

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: